Memoria por una fuerte democracia | REDI | Red por los Derechos de las Personas con Discapacidad
PRENSA | Comunicados
24 de Marzo de 2019
Memoria para una fuerte democracia.

El 24 de marzo de 1976 fue el inicio de una dictadura cívico eclesiástico militar. También el golpe que estableció un gobierno de facto fue la continuidad del aplastamiento neoliberal y neocolonial que impuso a la sociedad un plan económico a fuerza de terrorismo de estado.

Reorganización fue el eufemismo con que quienes atropellaron a una debilitada democracia disfrazaron un genocidio que, además de llegar a las desapariciones, fue social. La lucha por los derechos arrebatados fue delito como lo ha sido y lo es en los gobiernos que olvidan que el pueblo es soberano y pretenden anular la resistencia cuando se ajusta recortando las conquistas y la dignidad. En la lucha de las personas con discapacidad hubo retrocesos como la
anulación de una ley de cupo conseguida por la UNSEL (Unión Socio Económica del Lisiado), además de la masacre de las libertades ciudadanas de informarse, organizarse y exigir un regreso a la democracia.

REDI este 24 de marzo nuevamente hace memoria en las calles. Pero también hacemos memoria en cada acción judicial para recuperar derechos en tiempos de ajustes a golpe de tijera. Hoy más que nunca es notorio que la democracia es un ejercicio de defensa de derechos que la ciudadanía no puede abandonar. Una democracia donde las garantías no pueden darse por hechas se debilita aunque haya al frente gobiernos elegidos en las urnas. La democracia tiene por definición que apoyarse en un fuerte estado de derecho y no en una ruleta rusa donde las oposiciones luchen por los derechos y los gobernantes esquiven su cumplimiento con reveses legales de dudosa procedencia. Nunca más al recorte sobre los derechos. Nunca más al irrespeto de la Constitución.

Nunca más al atropello del nada sobre nosotres sin nosotres.

REDI | Red por los Derechos de las Personas con Discapacidad