Nosotras también queremos vivir libres de violencia | REDI | Red por los Derechos de las Personas con Discapacidad
PRENSA | Comunicados
27 de Noviembre de 2018
Nosotras también queremos vivir libres de violencia.

Desde REDI, Red por los Derechos de las Personas con Discapacidad, conmemoramos nuevamente el Día para la Eliminación de la Violencia Sexual, Social y Política contra las Mujeres.

Cotidianamente mujeres y niñas son sometidas a violencias física y psicológica avaladas por la cultura machista. Se naturalizan el control de amistades, redes, no hay alarma ante los celos e, incluso, se desdibuja el femicidio con eufemismos que instala la violencia mediática que revictimiza a mujeres y niñas hasta después de muertas.

Las mujeres con discapacidad viven todas las violencias que las demás mujeres. Las vulneraciones son potenciadas por su doble condición de mujeres y niñas y de discapacidad. Por dar un mínimo ejemplo, si a las mujeres sin discapacidad llega a culpabilizárselas de ser víctimas de una cultura de la violación, hay sectores que no consultan a las mujeres con discapacidad y para, supuestamente, protegerlas se las somete a esterilizaciones forzadas que intervienen sus cuerpos, su voluntad y encubren los posibles abusos. Entre las demandas de niñas, adolescentes y mujeres con discapacidad están:

  • Cumplimiento del cupo del 4% de personas con discapacidad en el estado, el cual se agrava con el congelamiento del ingreso de personal al estado
  • Garantizar los derechos sexuales y reproductivos de niñas y mujerescon discapacidad considerando:
    • el acceso a anticonceptivos e información accesibles
    • atención adecuada en el embarazo y parto
    • apoyos necesarios en la implementación de ILE (Interrupción Legal del Embarazo)
    • consentimiento informado en esterilizaciones,
    • no permitiendo bajo ningún concepto las esterilizaciones forzadas.
  • Implementación por parte del Estado de apoyos para el ejercicio de la maternidad priorizando el vínculo entre hijos e hijas y madres con discapacidad que deseen maternar.
  • Garantizar el acceso a la justicia de niñas y mujeres con discapacidad asegurando que cuenten con apoyos y ajustes razonables durante todo el proceso, independientemente del rol que desempeñen: víctimas, victimarias, abogadas, fiscales, juezas, testigos, etc.
  • Promover la desinstitucionalización de mujeres y niñas con discapacidad, garantizando que haya dispositivos de inclusión en la comunidad.
  • Desarmar la violencia mediática que recae en las niñas y mujeres en general y en las mujeres y niñas con discapacidad en particular, descartando la imagen infantilizada, angelada y mostrándolas como sujetas de derechos.

Insistimos en que la inclusión seguirá siendo un lema mientras queden fuera las niñas y mujeres con y sin discapacidad y no se hagan acción las perspectivas de discapacidad y de género. Digamos ni una menos, digamos no a la violencia disfrazada o cruda.

REDI | Red por los Derechos de las Personas con Discapacidad