Redes que unen y redes que rompen | REDI | Red por los Derechos de las Personas con Discapacidad
PRENSA | Comunicados
29 de Agosto de 2018
Redes que unen y redes que rompen

Desde REDI, Red por los Derechos de las Personas con Discapacidad, repudiamos el accionar del ministerio de Salud, encabezado por Adolfo Rubinstein, que despidió por vía informal a 88 agentes de Salud Mental.

Las redes son herramientas de comunicación, para unir. Cuando la Dirección Nacional de Salud Mental y Adicciones (DNSMyA), cuyo responsable es Luciano Grasso, despidió con un mensaje de Whatsapp a 88 agentes de salud mental que hacían trabajo territorial en las provincias de Jujuy, Chaco, Corrientes, Entre Ríos y Misiones, no fueron redes que unen sino que aíslan e interrumpen una labor importante.. Esta medida, lejos de plantear su toque moderno tan promocionado, muestra un irrespeto y la clara decisión de ajustar sin consideraciones.

Las y los trabajadores de la salud, con seis meses de sueldos adeudados que facturaban a la Universidad de Entre Ríos por convenios con el ministerio de Salud de Nación, eran quienes aplicaban la Ley 26.657 de Salud Mental del 2010. Esta norma significó un giro de paradigma en las políticas públicas de salud mental y fue ampliamente aceptada.

Esta medida, además de contribuir con el ejército de reserva que precariza la situación de quienes conservan sus empleos, deja sin cobertura a miles de personas que son usuarios de servicios de salud mental en zonas desfavorecidas y alejadas del conurbano, expulsando a usuarios de pueblos originarios y de condición humilde, no casualmente donde siempre la tijera neoliberal poda derechos.

Reconfirmamos la ausencia de interés por cumplir la ley vigente, situación evidente ante el corte de comunicaciones con los organismos responsables. Las y los profesionales se vieron obligados a generar redes para informarse y finalmente los desplantes terminaron en un texto de Whatsapp donde el ministerio concretó el abandono de esta política, librándola a los recursos provinciales.

Exigimos que cese el vaciamiento de las políticas públicas de salud y el efectivo cumplimiento de la Ley de Salud Mental. Exigimos que no se rompan las redes de trabajo que agentes de salud mental construyeron en las zonas más vulneradas y que no sean asfixiados los derechos de sus poblaciones con redes de olvido voluntario por parte del gobierno.

REDI | Red por los Derechos de las Personas con Discapacidad